Ojalá nos amemos demasiado,
como para soportar los gritos que callamos,
como para entendernos cuando hablamos distintos idiomas,
como para que no se nos enfríe el alma mientras esperamos, pacientes, que las ganas nos calienten para volver a juntarnos,

ojala nos veamos como extraños de a ratos,


y lloremos como si estuviésemos rotos,


y ojala, ojala nos rompamos un poco,


y aprendamos a armarnos de nuevo,


ojala te guste mi oscuridad tanto como a mi la noche,

o como dejar el té por la mitad,
o leer tus canciones,
o como verte en paz,
ojala te hagas amigo de mis miedos,
y ojala cada dolor sea un comienzo,
espero soportes mi caos,
espero soportar el tuyo.


Y espero, sobre todo, ser lo que esperas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario